Presidente de EE.UU. insiste en presiones contra Irán.

0 420
Washington, 3 feb (PL) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró hoy que ”Irán está jugando con fuego” en medio de contradicciones bilaterales tras la prueba de un misil realizada por la nación persa hace cinco días.

 

Los iraníes no aprecian lo amable que fue el presidente Obama (Barack, antecesor de Trump) con ellos. ÂíYo no!, escribió el jefe de Estado republicano en su cuenta personal de la red social Twitter.

Según reportes periodísticos, el mandatario planea imponer sanciones a varias entidades de la república islámica con el fin de aumentar la presión sobre Teherán.

Ayer, Trump aseveró en la misma red de microblogging que ‘Irán ha sido formalmente puesto sobre aviso por disparar un misil balístico. ÂíDebería haber estado agradecido por el trato terrible que Estados Unidos hizo con ellos!’.

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional del ocupante de la Casa Blanca, Michael Flynn, hizo dos días atrás comentarios similares y se refirió al ensayo como un paso equivocado pues busca desestabilizar al Oriente Medio.

Manifestó también en breves declaraciones ante la prensa en la sede del Ejecutivo estadounidense que Teherán sigue amenazando a amigos de Washington en dicha región.

En vez de estar agradecido a Estados Unidos por los acuerdos (para Trump débiles e inefectivos, recalcó), Irán se está sintiendo ahora envalentonado, precisó el teniente general retirado.

A juicio del canciller iraní, Mohamed Yawad Zarif, su país no está alterado por las amenazas estadounidenses y nunca daría inicio a una guerra.

Irán impasible ante las amenazas, nuestra seguridad proviene de nuestro pueblo. Nunca empezaremos una guerra, pero solo podemos confiar en nuestros propios medios de defensa, afirmó.

mem/dsa