102.1FM Nicaragua

«La política auténtica lucha contra la corrupción», el Papa a la Comisión Antimafia de Italia

0 24

(RV).- “Luchar contra las mafias no sólo significa reprimir. También significa reclamar, transformar y construir”, lo dijo el Papa Francisco en su discurso a los miembros de la Comisión Parlamentaria Antimafia, en Italia, a quienes recibió en el Vaticano el jueves 21 de septiembre.

Analizando la compleja situación social de violencia y corrupción que afecta a tantas zonas del país, el Santo Padre resaltó que para fortalecer la batalla contra estas organizaciones delictivas, es necesario implicarse en dos niveles de compromiso:

“El primero es la política a través de una mayor justicia social. Una política auténtica que trabaje en su lugar para asegurar un futuro de esperanza y promover la dignidad de cada uno porque las mafias tienen facilidad para proponerse como un sistema alternativo en el área donde faltan los derechos y las oportunidades: el trabajo, el hogar, la educación y la atención sanitaria. El segundo nivel de compromiso es el económico, a través de la corrección o supresión de aquellos mecanismos que generan en todas partes la desigualdad y la pobreza”.

El Obispo de Roma, también puso en guardia sobre los peligros de caer en la tentación de beneficiarnos de las riquezas que surgen fruto del oportunismo, el engaño y el fraude caracteristicos de la mafia; y destacó la educación como elemento fundamental para “construir una nueva conciencia social”, capaz de hacer frente a estas consecuencias sociales de la corrupción.

Asimismo, el Santo Padre recordó la importancia de garantizar, como medida prioritaria en esta lucha contra el crimen organizado, la protección y seguridad de aquellos que con valor y arriesgando sus vidas, denuncian las actividades delictivas de las mafias: “No se puede olvidar que la lucha contra la mafia pasa a través de la protección y valoración de los testigos judiciales, las personas que están expuestas a riesgos graves por su elección de denunciar la violencia de la que fueron testigos”, dijo el Sucesor de Pedro, quien concluyó su intervención con unas palabras de aliento y esperanza para todos los que trabajan con el fin de que la justicia triunfe finalmente sobre la corrupción de la sociedad:

“Exhortándolos, queridos hermanos y hermanas, a continuar con dedicación y sentido del deber la tarea encomendada para el bien de todos, invoco sobre ustedes la bendición de Dios. La certeza de estar acompañados por Él, que es rico en misericordia, los consuele; y la conciencia de que Él no soporta la violencia, los convierta en “incansables trabajadores de la justicia”.

(SL-RV)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.