Cardenal Brenes rechaza la Nica Act

0 432

El jefe de la iglesia católica de Nicaragua reiteró este domingo su total rechazo a la iniciativa de Ley Nica Act, promovida por un grupo de congresistas estadounidenses para desestabilizar económicamente a nuestro país

Redacción Central | 01/05/2017

Tras la misa especial de este tercer domingo de Pascua, dedicada a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, insistió en su repudio al intento injerencista estadounidense de aplicarnos nuevas restricciones económicas, porque los nicaragüenses, unidos, nos oponemos a volver a momentos difíciles.

“No hay duda de que esa ley (Nica Act), según he escuchado a los analistas, de una u otra forma va a afectar la economía, y sobre todo va a afectar la economía de los más pobres”, dijo el líder religioso.

En relación con un pequeño grupo de nicaragüenses con intereses mezquinos que han apoyado esta iniciativa de ley en el Senado norteamericano, el Arzobispo de Managua manifestó que es importante que todos podamos aportar lo mejor para el buen desarrollo de nuestra patria.

“No debemos aportar a cuestiones negativas que nos lleven a vivir una situación difícil como ya la vivimos en el pasado. Pienso que lo importante es que todos los nicaragüenses podamos pensar en beneficio del país, y lo mejor es que si hay una crítica, que sea positiva para poder continuar adelante y podamos vivir en un desarrollo mejor”, puntualizó Brenes.

La oposición del Primado a la Nica Act formó parte de su homilía dominical en la que exhortó a la grey católica nicaragüense a unirse en oración para que haya más vocaciones sacerdotales.

Desde la Catedral Metropolitana de Managua, el Cardenal Leopoldo Brenes pidió a las familias católicas unirse en oración por esta Semana de las Vocaciones de Sacerdotes y Religiosas.

La gran misión de todo buen católico es anunciar a Jesucristo, quien verdaderamente ha resucitado y está vivo como una manifestación de amor y de misericordia (y por eso) en esta semana le pido a toda la comunidad católica a que le pidamos al Señor que nos envíe buenas y santas vocaciones.

En su disertación, Su Eminencia Reverendísima explicó que en los seminarios del país hay 70 jóvenes, pero las parroquias necesitan más sacerdotes y religiosas consagrados para anunciar desde sus vidas lo que es el amor del Señor.

ale/mau