Nicaragua ratifica su solidaridad con el Pueblo y Gobierno Bolivariano de Venezuela

0 511

El compañero Luis Alvarado denunció la campaña de hostigamiento ante el Consejo Permanente de la OEA

Redacción Central | 27/03/2017

Nicaragua ratificó este lunes ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, su solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela.

El compañero Luis Alvarado, representante de nuestro país ante este organismo regional, denunció la campaña de hostigamiento y desestabilización que busca generar un golpe de Estado contra el legítimo gobierno de esta nación.

“Reiteramos una vez más nuestra solidaridad con el hermano Pueblo y Gobierno Venezolano, saludando desde aquí a ese querido Pueblo de Bolívar, el Libertador, y del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, que hoy libra una batalla más por la Paz, con su Presidente, el Hermano Nicolás Maduro”, manifestó en el salón Simón Bolívar de la OEA, en Washington.

Alvarado instó al respeto de la soberanía de Venezuela y al fortalecimiento de las acciones respetuosas entre los Estados. “Estamos llamados a afianzar la paz, la cooperación y la buena fe entre los Estados, con el objetivo de lograr el progreso, la seguridad y el desarrollo de nuestros países”.

“Es por ello que el Gobierno de Nicaragua considera inadmisible toda la campaña de hostigamiento y desestabilización que se realiza en contra del Gobierno de Venezuela, tendiente a generar de nuevo un golpe donde ya se produjo otro, el 11 de abril del 2002, en contra del presidente legítimo de ese entonces, Comandante Hugo Chávez Frías. Ese golpe fue desmontado por el pueblo el 13 de abril del 2002”, subrayó.

Recordó que una de las tareas esenciales que tienen los Estados es la de cultivar relaciones de amistad y respeto, y de reconocer la soberanía que tienen en cuanto a sus sistemas políticos, económicos, sociales y culturales, como también de “su derecho a organizarse en la forma que más le convenga”.

“Hoy se pretende generar un golpe de Estado progresivo en esa nación, en contravención de la naturaleza y propósitos de la Carta de esta organización, y los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, y del respeto a la igualdad jurídica, la personalidad, soberanía e independencia de los Estados y su integridad territorial”, apuntó ante los presentes.

“Estos principios, que logran mantener el equilibrio regional entre nuestros países, no pueden ni deben tener un doble estándar ni hacer excepción de ningún Estado”, expresó.

“La mejor ayuda que se le puede brindar a un Estado, en este caso a la Nación Bolivariana, es respetar su soberanía, su proceso de diálogo interno desarrollado desde sus históricos compromisos soberanos con las libertades y la democracia y respetar a ese pueblo y gobierno hermano en sus búsquedas, propósitos y soluciones”, apuntó.

“Exhortamos a los países miembros de esta Organización de Estados Americanos al buen juicio, a la cordura y al fortalecimiento de las acciones respetuosas que deben de primar las relaciones entre los Estados encaminados a preservar la paz, la seguridad y la estabilidad de los países del hemisferio”, refirió.

Previo a la intervención del representante de Nicaragua, la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció las acciones injerencistas que se llevan a cabo desde la OEA en contra de su país.

“Rechazamos las presiones de los centros de poder estadounidenses y anunciamos que de persistir estas agresiones y acosos contra Venezuela tomaremos severas y definitorias decisiones”, señaló la diplomática en su intervención.

Asimismo, Rodríguez repudió la sesión extraordinaria convocada para este martes 28 de marzo por 14 países. “El Consejo Permanente (de la OEA) busca abordar la situación de Venezuela sin contar con el consentimiento del país. Se han violentado normas fundamentales de la carta de la Organización de Estados Americanos”.

Bolivia y Dominica también afirmaron su respaldo y solidaridad con Venezuela. “A nombre de Bolivia, miembro activo de la OEA, expresarle nuestra solidaridad y apoyo a la Hermana República Bolivariana de Venezuela”, afirmó el representante boliviano.

Por su parte, el representante permanente de Dominica, Vince Henderson, solicitó a la OEA demostrar imparcialidad y evitar la injerencia en los asuntos internos de cada país.

“El Gobierno de Dominica se encuentra en solidaridad con el Gobierno y el pueblo de Venezuela, y reconociendo el papel importante que la Organización de Estados Americanos debiese desempeñar en resolver la situación en Venezuela, instamos a la institución a que demuestren imparcialidad, alentar el diálogo y por todos los medios posibles evitar la injerencia”, indicó Henderson.

La sesión extraordinaria de este lunes fue convocada a petición de la delegación de Venezuela el viernes en la noche.

ale/jos