APRENDIÓ A LEER EN LA ALFABETIZACIÓN Y SE CONVIRTIÓ EN MAESTRA EJEMPLAR.

0 848

Una muestra de cómo la alfabetización nos enseña y nos impulsa cada día al conocimiento de lo que es prudente, posible y mejor, es el de la señora Trinidad Sánchez Pérez, de 75 años de edad, habitante del Castillo,  Rio San Juan, quien aprendió a leer y escribir con la alfabetización en 1982, y se sintió tan contenta y comprometida con la causa de enseñar que su mayor anhelo era compartir su aprendizaje, logrando convertirse en una reconocida maestra popular.

Doña Trini, como es conocida por sus amistades, ha enseñado a leer a más de 400 personas, y entre sus alumnos esta Secundino Rocha, quien continúo aprendiendo hasta graduarse de Ingeniero Forestal en Cuba, y ahora uno de los más grandes profesionales de la localidad de Rio San Juan, y ha prosperado en condiciones dignas que despiertan alegría y orgullo.

El emprendimiento de Doña Trinidad la llevo, de hacer tortillas, a trabajadora de servicios generales en la Alcaldía Municipal, de su ciudad, y llevar a coronar carreras universitarias a sus dos hijos de los cuales se siente orgullosa, su protagonismo la ha llevado a afianzar capacidades y cultivar potencialidades que la han hecho crecer en gran manera.

Actualmente esta humilde pero ejemplar mujer, tiene un año de intenso trabajo, asumiendo con responsabilidad los procesos educativos que aseguran bienestar, seguridad social y progreso para las familias, por eso continúa impartiendo clases de Alfabetización y Educación de Adultos diariamente, con dos grupos grandes de participantes en horarios de 3 a 5 y de 6 a 8 de la noche, haciendo lo que más le apasiona enseñarles a otros el pan del saber.

DANILO PARAJON V.

PERIODISTA.